Desarrollar el talento desde el aprendizaje (I) ¿Encantadores, descubridores, observadores o promotores?

Los conceptos de aprendizaje y desarrollo están presentes en la actuación profesional de los formadores. Desde una perspectiva pedagógica cabe plantearse qué perfiles de facilitadores de aprendizaje se observan en dicho proceso y cómo la definición del estilo, la forma de relacionarse y de presentarse, condiciona el resultado de los destinatarios del aprendizaje.

Se describen de forma estereotipada cuatro estilos de facilitación, refiriéndose al concepto de estilo como el conjunto de acciones que tipifican el comportamiento del profesional de la formación.

  • Estilo 1 “el encantador de miradas”: profesional que dispone de una gran habilidad para narrar y atraer la atención con anécdotas y experiencias propias. De forma que se convierte en el foco de atención, posicionándose por encima del grupo como alguien a quien seguir y admirar. El foco de atención es el carisma del profesional.
  • Estilo 2 “el descubridor de conceptos”: profesional que lleva consigo una maleta de conceptos, técnicas y recursos didácticos a los que recurrir para potenciar el aprendizaje del grupo. Centrando la atención en lo que conoce y en su capacidad para exponer y responder a cuestiones conceptuales. El centro de atención es el contenido y la capacidad del profesional para desvelarlo a los participantes.
  • Estilo 3 “el observador influyente”: profesional que esta muy cerca del grupo con las preguntas y observaciones que hace de este, se relaciona de forma distante y neutral para que el grupo o cada persona llegue al conocimiento por si solo. Disponiendo de una gran habilidad para observar e intervenir con una pregunta o una frase. Por consiguiente la atención está en el grupo o la persona participante.
  • Estilo 4 “el promotor de confidencias”: profesional que prioriza la construcción de la relación con y entre el grupo, utilizando herramientas como la generación de confianza y accesibilidad. Posicionándose frecuentemente en actitud de escucha. El foco de interés del aprendizaje se encuentra en dicha relación entre profesional y grupo o persona.

Todos los estilos tienen en común que consiguen obtener resultados de aprendizaje. Sobre estos resultados trataremos en la próxima reflexión de este blog.

Comment 1

Escribe un comentario